Los mejores hábitos que se pueden tener en la vida

Somos criaturas de hábitos. Todo lo que pensamos, decimos y hacemos es el resultado de hábitos profundamente arraigados en nuestra mente a lo largo de años y años de comportamiento repetitivo. Son esos mismos hábitos los que nos ayudan a avanzar o limitan nuestro progreso. De hecho, la calidad de nuestra vida actual es el reflejo directo de esos hábitos diarios.

Los hábitos son una parte innegablemente poderosa e integral de nuestra psicología conductual que le da forma a nuestra vida. Son tan importantes que un estudio determinó que aproximadamente 45 por ciento de todo lo que hacemos en el día está dictaminado por nuestros hábitos.

Despedirnos de nuestros malos hábitos y reemplazarlos por unos mejores no es nada fácil. Requiere compromiso, voluntad y un deseo arraigado de superar nuestras tendencias, en apariencia naturales, de pensar, sentir, hablar y actuar de cierta forma.

Claramente, para los que están totalmente comprometidos con cosas como la felicidad y el éxito, los hábitos ofrecen el camino para enriquecer su vida. También son las herramientas que usamos para automatizar nuestro progreso hacia uno u otro lado, ayudándonos a lograr nuestros objetivos y la realización de nuestros sueños.

Sin embargo, la mayor parte del tiempo seguimos a oscuras. No estamos seguros de nosotros mismos ni de por dónde empezar a desarrollar buenos hábitos. ¿Cuáles son los mejores hábitos para triunfar y ser feliz? ¿Hay unos que son mejores que otros, ofreciéndonos algún tipo de receta secreta para lograr los objetivos más valiosos?

¿Cuáles son los mejores hábitos que se pueden tener en la vida?

Aunque cualquier lista pueda parecer subjetiva, sí hay 25 hábitos en particular que no sólo te ayudarán a triunfar en el ámbito económico, sino que también te mantendrán sano, feliz y satisfecho con tu vida. Enfócate en estos 25 hábitos y haz esfuerzos de manera consistente hasta que logres incorporarlos a tu rutina diaria, y tu progreso e impulso hacia tus objetivos se disparará con el tiempo.

1. Enfócate en lo que  tienes

Nos pasamos una gran cantidad de tiempo inmiscuidos en nuestros problemas, pero los problemas también son una señal de vida. El único momento en el que dejamos de tener problemas es cuando estamos seis metros bajo tierra. Y si quieres dejar de enfocarte en tus problemas, entonces agradece lo que tienes, problemas incluidos.La gratitud es el camino más seguro hacia la salud, la felicidad y el éxito, porque cambia el enfoque de cómo pensamos, pasando de lo que no tenemos a lo que sí tenemos. Lo que más damos por sentado es la abundancia natural de los placeres más simples y de las oportunidades que se nos ofrecen.

2. Sonreír es buena terapia

Estudios han confirmado que la gente que sonríe genuinamente es más feliz. Este es uno de los mejores hábitos para permitirte encontrar paz emocional, mental y espiritual, gracias al simple hecho de sonreír. La psicología de nuestro cuerpo dicta la psicología de nuestra mente. Cuando nos encorvamos o nos hacemos chiquitos, o cualquier expresión física de depresión e infelicidad, nuestra mente capta las señales y las activa en nuestro cerebro. Sin embargo, cuando cambiamos nuestra postura física, nuestros sentimientos hacen lo mismo.

3. Un buen día empieza con un desayuno nutritivo

El desayuno es una parte importante de la vida, sin embargo, 31 millones de estadounidenses se lo saltan todos los días. ¿Y eso de que el desayuno es la comida más importante del día? Es 100 por ciento cierto. Si realmente quieres tener éxito, desayuna algo nutritivo cada mañana. Este hábito no requiere mucho esfuerzo, solo un poco de planeación y si siempre estás corriendo para salir de tu casa por las mañanas, podrías considerar levantarte unos minutos antes para asegurarte de tener tiempo para incorpora este gran hábito a tu vida.

4. Toma agua con limón

Un gran hábito que tiene beneficios monumentales a nuestra salud es tomar un vaso de agua con limón todos los días. Los limones son una fuente natural de vitamina C, pero también incluyen otros beneficios como mejorar la digestión y el sistema inmunológico, así como limpiar y rehidratar tu cuerpo. El agua por sí misma es importante para deshacerte de las toxinas de tu sistema. Y con el tiempo, este hábito también resultará en otras cosas positivas como pérdida de peso, menor inflamación y mayor energía.

5. Haz ejercicio

Uno de los mejores hábitos en la vida es hacer ejercicio todos los días, sin excepción. Y esto no tiene que ser levantamiento de pesas o entrenar para un maratón, sino de hacer alguna actividad física ligeramente agotadora para oxigenar la sangre y mandar endorfinas a tu cuerpo. No sólo te ayudará a sentirte mejor físicamente, sino que te sentirás más motivado, tendrás mayor claridad mental y estarás más fuerte emocionalmente. El ejercicio libera dopamina, oxitocina y serotonina en nuestro cuerpo, dándonos un sentimiento casi eufórico sin tener que recurrir a ninguna droga.

6. Camina esos 10,000 pasos todos los días

Mucha gente ha escuchado sobre los beneficios de caminar por lo menos 10,000 pasos al día. Sin embargo, como sociedad tendemos a quedarnos cortos en ese objetivo. Un estudio que mostró resultados importantes de la cantidad de pasos que damos, comparó el número de pasos que camina la gente en diferentes países del mundo como Estados Unidos, Suiza, Australia y Japón. En promedio, los estadounidenses caminan 5,117 pasos al día. En Australia caminan 9,695 pasos; en Suiza 9,650 y en Japón 7,168. No tenemos los números de México, pero algo nos hace suponer que se parecen más a los de E.U. que a los de Australia. Sin embargo, este simple hábito es una gran forma de resolver nuestros problemas de sedentarismo. Estaciónate más lejos, o usa las escaleras siempre que puedas para aumentar la cantidad de pasos diarios que das.

7. Suplementos con vitaminas y minerales

Como cultura nos estamos quedando cortos en el consumo de vitaminas y minerales a través de los alimentos que consumimos. Los azúcares refinados y procesados, los carbohidratos y otros alimentos que son la base de nuestra dieta ayudan a exacerbar este problema. No estamos consumiendo los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Encuentra un buen set de vitaminas y minerales que puedas tomar todos los días. Es fácil ignorar este hábito, pero el bienestar que vas a sentir después de aplicarlo diario durante meses es tremendo. Y ese impacto puede ayudarnos a mejorar otras áreas de nuestra vida dándonos claridad mental, emocional y física.

8. Administra tu tiempo tan bien como administras tu dinero

Un hábito esencial para tener éxito en cualquier cosa que hagas en la vida es tener una administración efectiva de tu tiempo. Lo bien que manejes el poco tiempo que tienes dice mucho de lo que puedes lograr. Y considerando que todos tenemos la misma cantidad de tiempo en este mundo, la forma en la que aproveches este recurso determinará tu potencial para triunfar. Encuentra un buen sistema para administra tu tiempo e impleméntalo. Esto no es tan difícil, pero requiere de un esfuerzo consciente y constante. Sin embargo, una vez que este hábito se haya materializado en tu rutina diaria, prácticamente podrás hacerlo todo y no habrá objetivo que parezca demasiado grande para ti.

9. Objetivos diarios, todos los días

La mayoría de las personas tiene objetivos. Ya sea personales o de negocios, pero todos nos estamos moviendo hacia una dirección planeada. Sin embargo, aunque los objetivos a largo plazo nos dan dirección, son los objetivos diarios los que nos permiten crear parteaguas a corto plazo que van construyendo nuestro éxito. Los objetivos a largo plazo pueden ser abrumadores, pero si implementas el hábito de seguir estrategias diarias puedes sobrellevar la enormidad asociada con las metas de vida, enfocándote en escenarios a corto plazo y en acciones del día a día.

10. Busca inspiración

Es difícil mantenernos motivados durante mucho tiempo. Cuando pasan cosas en la vida que nos sacuden o nos sacan del camino, nos desanimamos. Pero una de las mejores formas de seguir motivados es buscando inspiración diaria. Lee, ve videos e inspírate en otras personas que han logrado sus sueños. Anthony Robbins lo llama “tu hora de poder”, pero puedes invertir el tiempo que necesites. La inspiración es el camino hacia el éxito porque lo que la mente puede pensar, lo puede lograr.

11. Ahorra constantemente e invierte con prudencia

No hay una lista de hábitos que esté completa sin que alguien incluya algo de ahorros e inversiones. En ocasiones nos olvidamos de la necesidad de ahorrar para el futuro por estar tan concentrados viviendo el momento. Pero no sólo se trata de ahorrar, también tienes que invertir inteligentemente el dinero que ahorres. Entre más atención le pongas a esto ahora, más éxito financiero tendrás en el futuro. También deberías asegurarte de tener por lo menos 6 meses de ingresos ahorrados para cualquier imprevisto que pueda surgir.

12. Ten un presupuesto y monitorea tus gastos

Benjamin Franklin dijo en una ocasión: “Pon atención a los gastos pequeños, porque una pequeña fuga puede hundir el barco entero”. Es muy fácil ignorar los gastos pequeños, pero éstos tienden a acumularse, sobre todo cuando nos salimos de presupuesto. Asegúrate de administrar todos tus gastos. Cuando hablamos de hábitos financieros sólidos, este es uno muy importante que te llevará a al éxito financiero a futuro. El dinero que ahorres en gastos frívolos o inútiles puede ahorrarse para que lo inviertas después. No ignores el futuro por intentar aprovechar el presente.

13. Nunca dejes de aprender

Edúcate, y aprende algo nuevo cada día. Comprométete con el aprendizaje y con mejorar tu vida, ya sea aprendiendo nuevas habilidades o mejorando las que ya tienes. Desde nuevos idiomas hasta lenguajes de programación, date tiempo todos los días para aprender algo. Ya sea que decidas aprender algo con un curso en línea, o a través de un audio libro o leyendo un artículo, o viendo un tutorial en YouTube, e incluso a través de una TED Talk, la importancia de implementar este hábito es fundamental. Encuentra algo que valga la pena aprender y dedícale un poco de tiempo cada día.

14. Ordénalo todo

El desorden físico resulta en falta de atención. Es difícil concentrarnos en nuestros objetivos cuando nuestras vidas son un desorden. Date tiempo para ordenar tu casa y tu oficina, y haz algo cada día para reforzar este hábito. Empieza por un cajón y organízalo, o una esquina de tu casa, o un simple gabinete en tu oficina. La importancia de este hábito fue resaltada por un estudio del Journal of Neurosciencetitulado: “Interacciones de los mecanismos de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba en la corteza visual humana” que dice que “el hecho de tener múltiples estímulos presentes en el campo visual compite por la representación neuronal suprimiendo mutuamente su actividad evocada a través de la corteza visual”. En español: el desorden por sí mismo deriva en falta de concentración.

15. Levántate temprano

Mientras el mundo duerme, las primeras horas de la mañana son un momento de reflexión y productividad, permitiéndote concentrarte por completo en tus objetivos a largo plazo. Cualquier persona que realmente quiera tener éxito sabe que levantarse temprano es importante. Si no eres una persona madrugadora, haz cambios graduales en tu rutina para irte levantando cada vez más temprano. Empieza por poner tu alarma 15 minutos antes durante una semana, y la siguiente la pones otros 15 minutos antes, y sin darte cuenta, lograrás despertar hasta dos horas antes de lo que estabas acostumbrado.

16. Sé generoso con tu tiempo y tu dinero

En nuestra búsqueda del éxito, es normal que nos olvidemos de los demás. Dejamos de contribuir con algo de valor para nuestros semejantes. Y esto no tiene que ver con donar dinero, sino con contribuir con tu tiempo, que es mucho más valioso que el dinero, cambiando tu perspectiva de un estado de carencia a un estado de abundancia. Solemos pasar mucho tiempo de nuestra vida preocupados y ansiosos. Pero cuando pones en práctica el hábito de contribuir con los demás, puedes aliviar fácilmente tus preocupaciones personales, e incluso tus problemas, dándote cuenta de la necesidad de ayudar a los otros. De hecho, la gente que más contribuye con los demás es la que termina siendo más exitosa.

17. Haz crecer tu red de contactos buscando a quien ayudar

En este mundo, no todo tiene que ver con lo que sabes. Para triunfar necesitamos a los demás, y las personas que conozcas son extremadamente importantes. Pero hacer networking no solo se trata de soltar nombres, sino de encontrar formas de ayudar y agregar valor a la vida de otros. La gente mejor conectada en el mundo es la gente más exitosa. Pero no se enfocan simplemente en ellos, sino que buscan formas de ayudar a otros sin pensar en lo que pueden recibir a cambio. Así es como se dan las mejores relaciones en el mundo.

18. Enfrenta tus miedos

Pasamos demasiado tiempo inmersos en el mido. Esos escenarios devastadores se presentan en nuestras mentes en cualquier momento. Estamos tan preocupados y nerviosos por el futuro que olvidamos disfrutar el presente. El miedo está tan anclado en nuestra mente que limita nuestro progreso. Superar tus miedos es, posiblemente, uno de los hábitos más importantes que puedes desarrollar. Acostúmbrate a todos los días hacer una cosa que te haga sentir incómodo. Habla con un desconocido, haz un cumplido o cuéntale a alguien sobre las cosas que te hacen sentir incómodo.

19. Más vale actuar ahora que después

Empieza a actuar. Es un cliché que hemos escuchado en repetidas ocasiones, sin embargo, muchos de nosotros seguimos sin ponerlo en práctica. De hecho, hacemos lo contrario: procastinamos. No hacemos las cosas por un montón de razones, lo que limita nuestro progreso y nuestra capacidad para lograr cualquiera de los objetivos que nos hemos puesto. La mejor forma de superar la procastinación es usando la regla de los 15 minutos. Toma eso que has estado posponiendo, y pon el cronómetro de tu celular a 15 minutos, y luego dedícate durante esos 15 minutos a hacer esa tarea que tienes que hacer. ¿Por qué 15 minutos? Primero, porque rompe el ciclo de la inacción, y segundo, porque después de 15 minutos ya tienes el impulso suficiente para seguir y seguir sin parar.

20. Haz un plan y apégate a él

A lo largo de la historia, tener un plan ha sido fundamental para cualquier emprendedor (persona) exitoso. Independientemente de lo que quieras de la vida, no sólo vas a necesitar objetivos a largo plazo y estrategias diarias para lograrlo, sino que necesitas seguir un plan detallado que vas creando sobre la marcha. Sin un plan, es más fácil que fracasemos. Sin entender cómo vamos a llegar del punto A al punto B, el camino se dificulta. Pero cuando te apegas a un plan y registras tu progreso, haciendo ajustes cuando sea necesario, eventualmente lograrás tus objetivos.

21. Pensamientos positivos

Lo bueno atrae más cosas buenas. Cuando pensamos de forma negativa, enfocándonos demasiado en lo malo, atraemos cosas negativas a nuestra vida. Por el contrario, cuando pensamos positivo, atraemos lo positivo. Es difícil ser optimistas todo el tiempo, y por lo general, nuestra naturaleza tiende a esperar escenarios negativos. Sin embargo, el pensamiento positivo es uno de los caminos más seguros hacia el éxito. Ignora a la gente que te dice que no se puede y a la que duda de tu capacidad, y lucha por las cosas que amas con optimismo. Todo se reduce al impulso. Piensa positivo durante suficiente tiempo, y verás que las cosas buenas empiezan a pasar.

22. Date tiempo para ti

Uno de los hábitos que menos tenemos en nuestras vidas es el de disfrutar tiempo de descanso, o tiempo para nosotros. Todos los días, haz algo que ames hacer, no importa lo pequeño que sea. No todo tiene que ver con logros y éxitos, si haces una pequeña cosa que ames, estarás instalando un sentido de paz mental que te ayudará a enfocarte desde tu yo interno. Ya sea que escuches tu música favorita a todo volumen, o camines por el parque, o manejes por una calle que te gusta, o veas una película o cualquier otra cosa que te guste, sólo asegúrate de tener un momento del día para ti, todos los días.

23. Lee

Ya sea que leas el periódico, las noticias de economía, una novela, un libro de autoayuda o lo que quieras, pero encuentra tiempo para hacerlo. Leer es un hábito importante en la vida, y no deberías quedarte solo con audio libros o películas. Leer, de la forma tradicional, es excelente. Leer te ayuda a descubrir nuevos mundos, ideas o formas e hacer las cosas que no se te hubieran ocurrido de otra forma, además de ser una gran manera de educarte y entretenerte en cualquier momento.

24. Valora el sueño

Aunque levantarte temprano es importante, también es fundamental dormir suficiente. Encontrar ese delicado balance puede ser complicado, sobre todo si tienes hijos, o tienes dos trabajos o cualquier otra obligación. Sin embargo, si te preocupa lo suficiente tu bienestar y tu éxito a futuro, dedicarás por lo menos 6 horas a dormir de manera ininterrumpida. Si te cuesta trabajo quedarte dormido, asegúrate de no consumir café o alcohol antes de irte a la cama. Y si fumas, o consumes demasiada azúcar o cualquier otro tipo de toxinas durante el día, será más difícil dormir a una hora prudente. Elimina esas toxinas de tu rutina para que puedas dormir lo que tu cuerpo necesita.

25. Lleva un diario

Escribir tus pensamientos es una gran forma de reflexionar sobre quién eres y lo que has estado haciendo en tu vida. El tiempo pasa tan rápido que solemos olvidar los detalles de lo que hicimos hace un par de meses. Pero recordar esos detalles le da claridad y propósito a nuestras vidas, recordándonos las lecciones y alegrías que hemos tenido. Hazte el hábito de escribir diariamente tus pensamientos y documentar tus experiencias. Intercálalos con tus objetivos, esperanzas y sueños, escribiendo cómo ves tu vida en un futuro, y luego regresa a leer lo que has escrito para recordar ese sentimiento. Este es un gran método de auto reflexión y una forma poderosa de motivarte e inspirarte para seguir avanzando.

Cómo empezar

¿Cuántos de estos hábitos ya están en tu vida? ¿Hay malos hábitos que puedan estarte limitando? Los malos hábitos pueden interponerse en el camino de nuestro progreso, y cambiarlos no es nada fácil. Sin embargo, todo es cuestión de impulso. Todo se resume a unos cuantos pasos que pueden ir incrementando día con día para ayudarte a construir el repertorio de hábitos que te hagan lograr lo que tu corazón desea. Los hábitos antes mencionados son algunos de los mejores hábitos que se pueden tener en la vida. ¿Con cuántos estás dispuesto a comprometerte?

Tomado de: https://www.entrepreneur.com/article/331404

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s